Buscar
  • SAFRA Galería

La orfebrería en Taxco


Los Castillo

Taxco, Guerrero. Ca 1940

Jarra en forma de pez

Plata y placas de malaquita mexicana

28cm de altura


En las montañas del norte de Guerrero se encuentra Taxco, el centro minero más antiguo del continente y uno de los centros de población más antiguos de México.

Durante la época prehispánica fue una de las regiones donde mas se desarrolló el arte lapidario, principalmente en el periodo preclásico (2,500 a.C - 200 d.C), empezando con hachas e instrumentos de piedras duras para posteriormente dar lugar a esculturas y joyas.

En códices como la Matrícula de tributos se menciona que la provincia de Taxco pagaba un tributo con diferentes productos, entre los cuales se encontraba la "pintura en polvo" que ahora se sabe que era óxido férrico y en otras ocasiones con ladrillos de oro. Según lo registrado por el alcalde Ledesma, las primeras minas de plata en la región se descubrieron en 1534.

Después de la Revolución Mexicana algunos pueblos desaparecieron y otros vivieron momentos de gran esplendor. Surgió una valoración romántica de la cultura indígena y algunos aspectos de la cultura regional mestiza que después se convertirían en íconos debido a la promoción que hacían intelectuales y artistas sobre esta "mexicanidad".

Inmersos en este clima, Taxco tuvo la fortuna de encontrarse con personajes de la élite, como lo fueron William Spratling y el embajador de EE.UU en México, Dwight Morrorw, junto con Los Amigos de Taxco, quienes eran artistas, diplomáticos, intelectuales y políticos de corte progresista liberal e ilustrado, que de alguna manera influyeron en el devenir de la ciudad al encontrar valor en lo que sus calles y su gente tenían para ofrecer.



Alfredo Villasana

Taxco, Guerrero. Ca.1950

Par de jarras

Cobre plateado y azurita

36cm de altura




Si bien es difícil imaginar la orfebrería en Taxco sin William Spratling, es importante recordar la historia de sus habitantes y la cercanía que tenían con los metales desde épocas prehispánicas.

Los orfebres de Iguala que en un principio trabajaban el oro, pronto se volvieron elementos fundamentales en Las Delicias, el primer taller de Spratling que abrió sus puertas en el verano de 1931. Artemio Navarrete y Alfonso Mondragón fueron quienes enseñaron a mas de 40 jóvenes a trabajar los metales y revivieron la tradición.

En 1937 Antonio Castillo y sus hermanos abren el taller "Los Castillo". Un par de años después, en 1939, Hector Aguilar, ex-encargado de Las Delicias, funda el taller "Borda". Y poco después Alfredo Villasana, quien también trabajo en el taller de William Spratling y en el del Maestro Aguilar, se independiza para continuar con la tradición orfebre.

Durante la década de los 40's se llegaron a abrir mas de doscientos talleres en Taxco y la ciudad logró consolidarse como la capital de la orfebrería modernista en nuestro país.

Varias décadas después de su creación y con inmenso gusto compartimos con Usted estas piezas, que si bien, en algún momento se pensaron para fines utilitarios, hoy admirarlas es un privilegio.

Si estos objetos llegaran a ser de su interés con mucho gusto podemos continuar la conversación y compartirle imágenes detalladas o agendar una cita para que las revise fisicamente.

Como siempre, quedamos a sus órdenes.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo